La importancia de las rutinas

¿Siempre hacer lo mismo y en el mismo orden?
¡Si! Es sumamente importante que las rutinas se hagan de la misma forma y cada día; esto además de lograr que los niños interioricen y formen hábitos, logra también una seguridad y control sobre el entorno, dándole al niño tranquilidad emocional.
Estamos en una etapa donde necesitamos formar hábitos, y esto se logra mediante la repetición de las rutinas.
El secreto es no cansarse y tener claro que los hábitos contribuirán a establecer un carácter y una autonomía posterior importantísima que le va a generar al niño seguridad, estabilidad y organización.
Las rutinas convertidas en hábitos van a hacer que la tarea de los padres sea más fácil.

Puedes transformar el ambiente en un lugar predecible.

 

¿Cuándo empezar a crear las rutinas?  ¡Entre más pronto mejor!


-Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño.

- Recoger los juguetes después de jugar para dejar todo organizado.

- Limpiarse la boca con la servilleta.

Son algunos ejemplos simples de las rutinas que queremos convertir en hábitos.

Ayuda mucho si hacemos una tabla de tareas a realizar en un orden consecutivo y poco a poco incrementaremos el número de tareas, cuando las primeras estén interiorizadas.

Así que, ¡manos a la obra!

 

Visualizar hace que sea más fácil para los niños entender la TAREA que debo hacer DE MANERA consecutiva.

 

cuadro1.png

 

 

Relacionados

¿Quieres que tu hijo te cuente cosas?

La importancia de las rutinas

Se Vale…

Neuro–educación la educación de avanzada

Regresar a BLOG
WhatsApp